Las estrategias arriesgadas ¿En tu comunicación en salud?


twittergoogle_pluslinkedinby feather

 

estrategias comunicación en saludEl día a día de la comunicación, y de la comunicación en salud, está marcado por la teoría y la práctica. Estamos sobre expuestos a mensajes de empresas, de instituciones y de personas en multitud de canales que nos intentan impactar a toda costa, a la vez que estamos también saturados de formación, cursos, y teoría sobre cómo realizar las cosas. En esta tesitura comunicativa, transvasar mensajes o argumentos de uno a otro campo es también uno de los equilibrios más difíciles de realizar en ese día a día al que hacemos referencia.

Las estrategias comunicativas con campañas agresivas, intrusivas y algunas maravillosas están al orden del día en cada sector, porque no suele haber un minuto que perder. Sin embargo, no todo vale, y no todas las estrategias o mensajes no sirven para todos los ámbitos.

Es decir, aunque hayan funcionado en unos, no tienen por qué funcionar en otros. No es una ciencia, más bien lo contrario. Medir impacto, reacciones y comportamientos tras los mensajes no es nada fácil, pero sí muy valioso. En otras palabras, no se puede adaptar una fórmula que haya funcionado en una campaña destinada a promocionar un modelo de coches dentro de una estrategia de comunicación concreta, a una campaña de vacunación contra la gripe o prevención de alguna enfermedad dentro de otra estrategia definida. El usuario final tiene distintas sensibilidades con respecto al mensaje y el contenido del mismo del emisor, y son insalvables.

Por ese motivo, me planteo si realmente se pueden extrapolar las estrategias de éxitos en otros sectores al sector salud, o hay que desistir. Es obvio que no se puede a cualquier precio, pero, ¿a un precio intermedio?, ¿es muy arriesgado? El sector salud busca en los nuevos canales un impacto sobre el usuario, que a la vez es ya un paciente o un potencial paciente. Para concienciarlo, para informarlo, para sensibilizarlo, y para conseguir que realice alguna acción, normalmente en su propio beneficio. ¿Este el objetivo de una campaña de comunicación en salud? Si es así ¿Se está hilando muy fino para llegar a más personas y tener más impacto? La sensación es que todavía no se está haciendo.

Comunicar ¿Buscando más impacto? 

No siempre se consigue el objeto deseado en una campaña de salud y factores como el sobre exceso de información en el que vivimos, no ayudan, por lo que hay que hilar muy fino, como hemos apuntado, en la estrategia elegida. No se puede comunicar a cualquier precio, con mensajes y acciones que vayan más allá de lo que el usuario final puede admitir o tolerar, pero, en ocasiones, ¿no sería bueno darle una vuelta de tuerca e intentar buscar otras formas de impacto que no sean las tradicionales?

Para ello habría que beber de las estrategias de otros sectores, más impactantes en muchos caos, e intentar realizar un proceso de adaptación en los canales de comunicación y marketing para conseguir más impacto sobre el usuario sin que eso conlleve ningún tipo de desgaste por parte de ambos, y que solo se convierta en una relación de beneficios entre el emisor (la institución, organización, empresa, etc.) y el receptor (usuario, paciente, cliente final, etc.).

Una estrategia en comunicación en salud  debe calcular muy bien el grado de impacto de sus mensajes, pero tampoco debe pecar de quedarse corta, sin capacidad para que los mensajes que divulga no calen ni queden en el usuario, porque eso puede ser síntoma de fracaso.

El objetivo final sería llevar al usuario un mensaje que lo sensibilice a la vez que lo seduzca y se convierta, a su vez, en transmisor de ese mensaje, que lo habrá incorporado a su día a día, como hace con otros. ¿Es capaz la comunicación en salud de poner en marcha este tipo de estrategias con campañas potentes de una manera generalista destinada a la población?

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>