Consultoría web


 El motor de cambio para que tu web funcione

consultoria webLa consultoría es un término muy genérico que se usa muchas veces y en ocasiones muy a la ligera, y en Internet aplicados a las páginas y portales que inundan la web ha cobrado de nuevo mucha importancia. Pero, exactamente, ¿qué es una consultoría web? Una definición de libro sería decir que es un servicio profesional de asesoría y gestión de proyectos web al servicio de las empresas y personas con el fin de ayudar generar presencia online de la marca e incrementar su volumen de negocio.

Bien focalizada y llevada a cabo, una consultoría web puede ser el motor de cambio para que tu página web o proyecto online empiece a funcionar de verdad, y no se quede solo en un escaparate bonito, pero que no consigue que los usuarios entren. Una consultoría web puede hacer que el rendimiento de tu página mejore, y eso te traiga posicionamiento, tráfico y conversión, que debe ser tu objetivo final.

Pero para llegar a cumplir el objetivo de una consultoría web es necesario que realices antes un estudio en profundidad para analizar tu web actual y conseguir las directrices que marquen los cambios a hacer, basándose en los datos actuales y en la distribución de algunos aspectos de tu página, como usabilidad web, arquitectura de la información y SEO, entre otros.

Claves de la consultoría web

En la consultoría web se pone en foco en analizar el diseño de tu página, el lenguaje de programación utilizado y la velocidad de carga de tu web. Además, hay que prestar atención a la navegación que realizan los usuarios, como clave para encontrar nuevas directrices por las que guiarnos. La creación de contenido y el posterior posicionamiento en buscadores gracias a la optimización de la web y la gestión de redes sociales debe ser otra de las prioridades de una consultoría web que consiga mejorar el rendimiento de una página web que aún no ha sido optimizada todo lo que puede dar de sí.

Además, una consultoría web no solo analiza, sino que diseña nuevas estrategias y propone cómo mejorar la experiencia de usuario, para cambiar la dinámica de la página y de los usuarios que entran en ella. Tras una consultoría web, ese escaparate bonito sí consigue que los clientes entren, y no se queden solo mirando antes de darse la vuelta e irse.

Piensa que cuanto más fácil de usar sea un sitio web, más probabilidades tendrás de que tu página tenga éxito.

¿Necesitas una consultoría web?