Marketing de contenidos


Ofrece contenidos útiles, de calidad y mucho más

marketing de contenidos

El marketing de contenidos es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta si quieres hacer algo más que tener una web y escribir contenidos  diestro y siniestro. Este tipo de marketing es la herramienta para realizar algo difícil pero clave: ofrecer contenidos útiles, atractivos y de calidad a tus visitantes para acercarte a ellos de una forma sutil en vez de atosigarlos diciendo ¡Compra ya! o ¡Ponlo en la cesta!

El marketing de contenidos consiste en acceder a los usuarios ofreciendo información a través de la web o del blog enfocada a los intereses de los usuarios para posteriormente fidelizarlos y hacer que vuelvan a nuestras páginas y que nos consideren referencia o lugar atractivo, para así poder establecer una relación con ellos. Ese usuario encontrará información útil y confiará en ella y en la marca, por lo que será más fácil ponerle en valor la importancia sobre lo que le explicamos. Así atraeremos a clientes potenciales, susceptibles de consumir nuestro producto, sea cual sea. 

Para atraer a toda la audiencia posible, el truco es generar y distribuir el contenido por el máximo de canales posibles, como son las redes sociales, los blogs, los newsletters, guías, ebooks, infografías, vídeos, etc. Así, si seguimos este patrón, con el marketing de contenidos se logrará algo muy importante. En primer lugar, atraer usuarios (por tanto visitas a nuestra web o blog). En segundo lugar, fidelización de usuarios y conversión a clientes (confianza en la marca). Por último, generarás más reputación online, tanto si tienes una empresa o pretender desarrollar tu propia imagen de marca. El marketing de contenidos será tu mejor aliado.

Esa capacidad para acercarnos a nuestros clientes o a su entorno sin venderles nada directamente, ofreciéndoles contenido interesante, que ellos recompensarán en algún momento, dándonos su confianza en nuestra marca.

Por tanto, el marketing de contenidos es una forma de acercarnos a nuestros usuarios. Para hacerlo, es necesario encontrar a tu audiencia y encontrar la forma de comunicarte con ella para metértela en el bolsillo sin que nos vea como un comercial esperando a venderte un producto. Y para no cruzar esa línea hay que hilar muy fino.

¿Quieres que te ayude?